Skip to Content


Tu Consulta

  
IMPRIMIR PAGINA

trabajador de la construccion

De: Estanislao Iacona

Trabajadores del gremio de la construcción · Consultar Abogado laboral

La actividad de los trabajadores de la construcción se rige por la ley 22.250 y sus reglamentaciones. Dicha ley, de orden nacional no sólo por el órgano del poder público del que emana sino porque también así está previsto en la misma norma, instituye un régimen autónomo. Es decir, ante una consulta legal a un abogado en caso de despido o accidente laboral, se analiza la cuestion, tiendo como base todo el ordenamiento laboral y diversas 
“disposiciones son de orden público y excluyen las contenidas en la LCT”. El art. 1 determina el ámbito de aplicación personal de la norma, estableciendo que comprende al “empleador de la industria de la construcción que ejecute obras de ingeniería o arquitectura” (excavaciones, construcciones nuevas o modificaciones, reparación, conservación o demolición de las existentes, montaje o instalación de partes ya fabricadas, vías y obras) y también a “ aquel que elabore elementos necesarios o efectúe trabajos destinados exclusivamente para la ejecución de aquellas obras, en instalaciones o dependencias de su propia empresa, establecidas con carácter transitorio y para ese único fin” (inc. a)
asimismo, están comprendidos los empleadores “de las industrias o de las actividades complementarias o coadyuvantes de la construcción propiamente dicha, únicamente con relación al personal que contrate exclusivamente para ejecutar trabajos en las obras o lugares” indicados precedentemente (inc. b). Las personas excluidas expresamente por la norma son: el personal de dirección, el administrativo, el técnico, el profesional, el jerárquico y el de supervisión; el propietario del inmueble y los trabajadores de la Administración Pública (art. 2o). La norma dispone que tanto los trabajadores como los empleadores de la actividad deben inscribirse en el Registro nacional de la Industria de la Construcción, que es el órgano de aplicación de la ley y funciona como “ente autárquico en jurisdicción del Ministerio de Trabajo, y con competencia en todo el país”.La inscripción del inicio de actividades es responsabilidad del empleador. El plazo para realizarla es de quince días hábiles desde su inicio. Asimismo, dentro de igual plazo debe inscribir a los trabajadores a su cargo, contando desde la fecha de ingresos de éstos (art. 3o). En el caso de que el trabajador estuviese inscripto a nombre de otro empleador para quien haya prestado tareas con anterioridad, igualmente corresponde al nuevo empleador inscribirlo. No obstante, ambas inscripciones deben ser renovadas anualmente (art. 6o, inc. e).Al trabajador se le otorga una libreta de aportes expedida por el registro. Dicho documento, que debe contener “los datos y demás constancias que determine la reglamentación” (art. 13, párr. 1o), es el instrumento, de carácter obligatorio, mediante el cual se controla la aplicación de la norma.
 
Al comienzo de la relación laboral, el empleador debe solicitarle al trabajador la presentación de la libreta, que éste tiene la obligación de entregar en el término de cinco días hábiles desde su fecha de ingreso. Si no la tiene, dentro del mismo plazo debe suministrar a su empleador los datos necesarios para su inscripción, renovación o confección de un duplicado. Si el trabajador no cumple en término, el empleador puede rescindir la relación laboral. Previa intimación por un plazo de cuarenta y ocho horas y dentro de los diez días hábiles 
desde el ingreso del dependiente- sin consecuencias indemnizatorias, abonando solamente las remuneraciones devengadas (Art. 14). La ley prohíbe que el empleador pague el aporte directamente al trabajador, excepto aquel cuyo plazo para el depósito aun no haya vencido al producirse el cese de la relación laboral. Una vez extinguido el vínculo, el trabajador puede disponer del fondo de cese laboral; el empleador tiene el deber de entregarle, en el plazo de cuarenta y ocho horas de producido el distracto, la libreta de aportes con la acreditación de los correspondientes depósitos.
 
Asesoramiento legal de abogado para trabajadores de la construcción, consultar por caso de despido o indemnizacion o accidente del gremio y ley aplicable. 

Estudio Iacona Abogados Laboralistas. Acassuso 330, Piso 3b, San Isidro (1642) Buenos Aires. Nuestros telefonos: 4747-8609 

close (X)